técnicas energéticas

Entradas etiquetadas como ‘armonía’

Solo por hoy trabaja duro sobre ti mismo

Kyo da ke wa goo hage me

Este es otro de los preceptos que Mikao Usui propuso como herramienta para lograr una vida en armonía.

El trabajo duro se refiere al compromiso y el empeño que debemos poner en todos los aspectos de nuestra vida, como por ejemplo el cuidado de lo que comemos, alimentarnos y nutrirnos con cosas saludables, respirar, descansar, disfrutar, compartir, meditar, etc.

Y cada uno de estos aspectos tiene mucha importancia, porque una vida llena de responsabilidades laborales y orden, pero sin tiempo para descansar, para hacer cosas que nos gusten, o con una mala calidad de relaciones emocionales, no nos lleva por el buen camino. Regalarse tiempo para mirar un bello paisaje, para abrazar a un amigo o escucharlo, tener siempre proyectos, renovar las ganas, cambiar viejas estructuras que ya nos sirven, y mimarnos muchos es el trabajo.

Y el “solo por hoy” también es parte de este ejercicio, porque proponerse metas tan estrictas que son inalcanzables, o que si un día no logramos cumplirlas ya perdemos el objetivo, no nos es útil. Ser flexibles, tolerantes, y a la vez mañana proponernos como meta trabajar para la armonía es el gran desafío.

El reiki nos ayudará siempre

Anuncios

Efectos de la reflexología

Una de las razones frecuentes de distintos trastornos de salud es el estrés. Al efecto que causan las presiones cotidianas en nuestro cuerpo se suman la mala alimentación, el poco tiempo para el descanso o la recreación, los hábitos tóxicos, etc. Las manifestaciones más frecuentes son jaquecas, dolores de espalda, tensión en el cuello, mareos, problemas digestivos, debilidad en el sistema inmunológico, hipertensión arterial, infecciones, entre otros.
La reflexología no cambia en sí nuestro ritmo de vida, pero es una interesante técnica que va relajando los puntos relacionados con cada órgano del cuerpo, y mejorando de este modo su funcionamiento. Trabaja no solo el síntoma, sino que bajando los niveles de estrés, llegamos a la causa que los provoca.
Después de un tratamiento reflexológico la persona se sentirá más tranquila, y con una mayor armonía, también reflejada en su parte mental y emocional. A la vez, con una mejor predisposición para enfrentar los efectos de la vida diaria, aunque es bueno además poder ver en qué otros aspectos podemos trabajar para tener una mejor calidad de vida, y por ende estar más sanos.

Resultados de recibir energía de Reiki

La energía de Reiki nos armoniza a nivel, físico, mental y emocional, despertando nuestro poder de autosanación. Todos tenemos dicha capacidad, pero casi siempre está oculta por la contaminación que vamos sufriendo a lo largo de la vida Los distintos modelos de pensamiento que inconscientemente creamos, o que recibimos, muchas veces son los que no nos permiten avanzar. Cuando dejamos actuar a la energía de Reiki, ésta nos ayudará a cambiar lo necesario para lograr una mejor calidad de vida.
Después de recibir una sesión de Reiki se podrá observar una mejoría en el estado físico, energético y psicológico. Se llega a lograr una relajación profunda, y una sensación de alegría y bienestar, mejorando su ánimo y produciendo armonía.
Esta técnica alivia dolores y reduce la intensidad, acelera los procesos de cicatrización, y aplaca los infecciosos o inflamatorios. También es útil en estados de ansiedad, depresión, insomnio, miedos, al lograr profundos niveles de relajación. Se lleva a cabo una desintoxicación que puede manifestarse en una depuración orgánica, o produciendo a veces ganas de llorar, cambios de humor, etc. Siempre son liberaciones de energías y los efectos pasan rápidamente para dejar lugar una placentera sensación de armonía interior.
Puede aplicarse en paralelo con cualquier otro tratamiento.
No abandonar los tratamientos médicos mientras se recibe Reiki, ya que es una técnica COMPLEMENTARIA, aplicable a personas sanas o enfermas,
Resumiendo lo dicho, el Reiki revitaliza la propia energía, sin producir efectos contraproducentes ni acostumbramientos.

La ceremonia del té

La ceremonia del té es un ritual budista, practicado por la población del Japón, China y Corea, para lograr armonía, relajación y concentración en lo importante de la vida.
Quien realice la ceremonia debe estar familiarizado con las variedades de té, además del kimono, la caligrafía, el ikebana, la cerámica, y un amplio abanico de disciplinas y artes tradicionales. Se requieren también conocimientos de gestos y posturas adecuados, la manera apropiada de tomar el té, y la conducta general en la sala o casa de té.
Busca mediante la práctica lograr tener equilibrio y respeto por todo ser viviente y por el planeta. Cada instrumento que se usa es especial y tiene un significado propio. La ceremonia durante la cual se toma té verde es una forma de meditación.
Los principios de esta ceremonia son: armonía, respeto, pureza y tranquilidad

ARMONIA: si no logramos encontrarla estamos en conflicto. Dicho conflicto requiere nuestra atención y energía, nos hace perder enfoque y por lo tanto nos aleja de la felicidad.

RESPETO: cuando hay armonía puede haber respeto. Cuando logramos el enfoque como resultado de la armonía y hay felicidad es más fácil respetar, a otros y a nosotros mismos.

PUREZA: cuando hay armonía y respeto podemos tener pureza, de pensamientos, de corazón. No es algo sencillo, porque cuanto más conflictos tenemos. Mayor cantidad de malos pensamientos surgen, y por lo tanto menos respeto.

TRANQUILIDAD: una vez logramos tener armonía, respeto y pureza, encontramos la tranquilidad.

Sonidos que curan

Para las tradiciones antiguas la enfermedad era una desarmonía energética de la persona, porque todo en el universo debe tener una vibración particular en un estado de salud.
Cada cuerpo, cada átomo, producen un sonido particular debido a su movimiento, ritmo o vibración, y todos esos sonidos forman una armonía en la que cada elemento contribuye a la totalidad. También es así en el cuerpo humano. Cada célula y cada órgano de nuestro cuerpo, por tanto, vibran continuamente a una determinada frecuencia. Y así, cuando un órgano está sano su frecuencia vibratoria está en armonía con el resto del cuerpo; pero si esa frecuencia se está afectada se rompe la armonía y aparece lo que conocemos como enfermedad.
Hoy en día podemos saber que es posible modificar estas frecuencias a través de la transmisión de otras frecuencias. Así, el sonido se convierte en un proceso terapéutico capaz de equilibrar los aspectos físico, emocional, mental y espiritual. Por ello los sonido de los cuencos de cuarzo y los cuencos tibetanos, de metal, afina la vibración de la persona a la frecuencia del cuenco. Terminan vibrando al mismo ritmo.
Se pudo descubrir en los cuencos de cuarzo una vibración similar a la que emite el cerebro en los estados meditativos y de profunda calm
a.